• -470,00 €
  • Nuevo

Escopeta semiautomática Benelli Montefeltro Extralight

1.745,00 €
1.275,00 € Ahorra 470,00 €
Impuestos incluidos

La escopeta semiautomática Benelli Montefeltro Extralight es la versión ligera de la célebre Benelli Montefeltro. Inertial System. La simplicidad mecánica y facilidad de mantenimiento hacen de la escopeta Benelli Montefeltro la progenitora de todas las Semiautomáticas Benelli actuales.

Cantidad

 

Pago 100% seguro con pasarela de pago online

 

Envíos gratuitos en pedidos superiores a 59,95€*

 

Devoluciones aseguradas en un periodo de 15 días

Caracteristicas de escopeta Benelli Montefeltro Extralight:

-Se presenta en el maletín original Benelli.
-Culata y delantera: en nogal categoria Super, picado fino.
-Mecánica: Semiautomático inercial Benelli con grupo de disparo de geometría variable.
-Acabado de la carcasa: En Ergal anodizada negra.
-Longitud de la culata al gatillo / desviación: 360 mm / regulable derecha e izquierda.
-Caída cresta: 36,5 mm
-Caída talón: 55
-Seguro: Transversal, ambidiestro, con señal roja “armada para disparar”.
-Protección del gatillo: Tecnopolìmero.
-Disparo: Grupo de disparo extraíble, carga comprendida entre 22 y 28 N, seguro de botón transversal reversible, seguro automático contra ráfagas de disparos, seguro automático contra el disparo con el obturador sin cerrar por completo, cut-off al almacén.
-Miras: Rojo fluorescente
-Inertia Driven System:Formado por tres componentes: el obturador, la cabeza de cierre y el muelle libre. Mientras el obturador se posiciona en disparo, el perno de giro se mueve a lo largo de una guía perfilada para ocupar la cabeza de cierre. Cuando el gatillo está corrido, todas los componentes de la escopeta, excepto el obturador, se mueven hacia atrás. Mientras, el muelle inercial se comprime entre el cabezal del obturador y el cuerpo de dicho obturador. De este modo el casquillo se desplaza de la recámara a la cámara de explosión. El pesado muelle inercial empuja al grupo obturador hacia atrás, extrayendo el cartucho disparado. Cuando el cartucho vacío sale, se aprovecha la energía para rearmar el martillo haciendo avanzar el cartucho a la posición justa metiendo en la cámara un nuevo cartucho. De este modo se garantiza un funcionamiento uniforme.

No hay ninguna opinión por el momento.